divendres, 5 de febrer de 2010

Tradición e incultura


La mutilación de los genitales femeninos,que se practica en 26 países de Africa y Asia se acostumbra a concretar en la ablación del clítoris y el entorno de la vagina, es objeto de intensa persecución en Catalunya.

Los pediatras de los municipios de Girona que tienen más inmigración encabezan aquí las intervenciones en contra de esta tradición machista, unas acciones que cuando chocan con la reticencia de los padres implicados, son reforzadas por los Mossos d'Esquadra, según fuentes de Salut en 2008 se impidieron más de 200 casos de niñas que iban a ser llevadas a los países de sus padres para pasar por esta aberración.

La responsable del Pla Director d'Inmigració de la Generalitat asegura que no consta que aquí se hayan practicado ablaciones, pienso que el que no conste no quiere decir que no se hagan, supongo que alguna abuela que haya venido, siempre es capaz de practicar estas tradiciones repugnantes.La pediatra Dra. Sau
tiene amplia experiencia en disuadir a las familias de posibles ablaciones, por su consultorio han pasado centenares de padres de niñas que estaban en riesgo de ser mutiladas.

Si la criatura a nacido en España, la mutilación está prohibida aquí y en el país de sus padres, si se mutila allí cuando vuelvan el padre irá derecho a prisión.Estas niñas tienen la obligación de pasar revisiones periodicamente, los pediatras conocen los signos físicos y síquicos que denotan que se ha practicado la ablación y estan obligados a denunciarlo delante del juez, si no lo hacen, cuando se descubre, el médico irá tambien a prisión.

Cuando un médico sospecha que hay riesgo de ablación,su obligación es citar al padre de la niña, ya en la consulta se le explica en que consiste una mutilación genital, la mayoría no saben lo que es, se les explican los detalles de los riesgos físicos que ello comporta, infecciones, hemorragias,los emocionales que el acto va a suponer para su hija, y la mayoría de veces contestan que ellos desconocían todo esto,entienden que no lo tienen que hacer y tambien a veces telefonean a su país para explicar a sus familias lo que han aprendido aquí.Es una incultura total, se hace por hacer, por una tradición estúpida de años y años y no se para a pensar en las consecuencias que ello produce, eso me hace pensar en tradiciones de aquí que la gente las hace porque sí, sencillamente porque lo han visto siempre, es una tradición y hay que hacerlo, pues no, el mundo cambia, la información es otra, se inventó la rueda hace ya muchos años,las cosas hay que hacerlas con conocimiento de causa .
Cuando la familia quiere viajar a su país de origen tienen que firmar u documento en el que se comprometen a no mutilar a su hija, cuando la reacción del padre no es positiva, el pediatra avisa al juez y este acostumbra a retirar el pasaporte a la niña.La mayoría de madres de estas menores son contrarias a estas prácticas, aseguran los médicos, ellas no creeen en las razones de pureza e higiene que defiende la tradición, el problema es que estas mujeres han estado mutiladas y desconocen como tendrían que ser sus genitales, no pueden comparar, pero sí quieren evitar que sus hijas sufran lo que ellas pasaron.
Hará falta bastante tiempo para que eso deje de existir, aunque aquí estemos poniendo todos los medios a nuestro alcance, la gran mayoría de las crías viven en sus países y estas pobrecitas no se escapan.

21 comentaris:

RGAlmazán ha dit...

Creo que es una bárbara tradición que está en decadencia pero que todavía se da en muchos países musulmanes.
No hay ni ley ni religión que pueda justificar esa salvajada. Una tortura innecesaria en aras de una costumbre religiosa sin sentido.

Salud y República

Antonio ha dit...

A mí me sigue preocupando hasta qué punto existe la alienación de las propias mujeres que ejecutan la intervención. Parece como si dijeran: Yo he pasado por esto y tu también has de pasar.
Una agresión nunca se justifica por una cultura ni por una creencia religiosa.
Un saludo

m.eugènia creus-piqué ha dit...

RAFA
Es incomprensible para nosotros, que diferentes son las culturas entre si.Petons.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ANTONIO
Estas mujeres tendrían que ser las primeras en negarse a hacer esta salvajada, pero es una tradición a la que estan demasiado arrelados y la verdad es que no piensan, si lo hicieran quizá sería otra cosa.Petons.

Txema ha dit...

Es una costumbre atroz que hay que extirpar sin dudas de tipo alguno. Aquí no valen tradiciones ni costumbres ni gaitas. Y quien lo intente o lo permite a la cárcel.

saludos

Isol ha dit...

Es una tradición terrible como muchas otras tradiciones machistas,espero que algun día desaparezca,mientras, me alegro mucho de saber que allá las cuidan de esto al menos estas pequeñas se han de salvar de tremendo daño.
Un abrazo Geni querida!

Antonio Rodriguez ha dit...

Las tradiciones pocas veces tienen que ver con la cultura y en este caso mucho menos.
El machismo, el integrismo religioso y la incultura hacen posible esta degradación y contra eso es lo que hay que luchar y aplicar la ley en todos los casos que se pueda.
Salud, República y Socialismo

m.eugènia creus-piqué ha dit...

TXEMA
A la cárcel de cabeza querido Txema.Petons.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ISOL
Si mi niña guapa, eso se está vigilando mucho aunque me temo que alguna se debe escapar, pobrecitas, no lo entiendo.Besitos cariño.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ANTONIO Rodriguez
Tienes razón cuando dices que las tradiciones pocas veces tienen que ver con la cultura, la mayoría de las veces NADAAAA.
Salut i amor.

Felipe ha dit...

La ablación es una barbaridad contra toda mujer cuando es niña.

Debe perseguirse con todas las fuerzas porque es una mutilación insana que la mujer padece por el solo hecho de ser mujer

Gracias,Geni,por poner este asunto de manifiesto

Un beso

m.eugènia creus-piqué ha dit...

FELIPE
Parece mentira ,verdad ? En pleno siglo XXI y que todavía suceda esto y todavíaes peor con gente que vive aquí, no lo entiendo Felipe.Petons.

Isabel Martínez ha dit...

Por fortuna, nosotros perseguimos y denunciamos esa práctica bárbara.
Se puede ser transigente con las culturas diferentes a las nuestras, pero no con aquellas manifestaciones de las mismas que son intransigentes per se y van contra la dignidad humana.
Petons, querida Geni.

Eastriver ha dit...

Todo el respeto por la cultura, por la diversidad. Protejámosla. Pero no con el dolor y el atraso. No con el machismo, no con el racismo, no con la homofobia. Para un mundo mejor es necesario intervenir. Yo no quiero ser tampoco un liberal.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ISABEL
Creo que es una barbarie y la verdad es que no la comprendo, me imagino el dolor que debe producir esta castración a lo vivo, estas niñas deben quedar marcadas para toda la vida.Petonets.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

EASTRIVER
Ellos dicen que eso es su cultura, yo creo que de cultura no tiene nada, al igual que los toros , una barbaridad no es cultura, es una incultura total.

Ciberculturalia ha dit...

Es terrible. Hoy en TV han dicho que cada 11 segundos se realiza una ablación...
No tiene sentido y debería perseguirse de forma más efectiva
Un beso

m.eugènia creus-piqué ha dit...

CIBER
Cada 11 segundos?
Me parece monstruoso, los gobiernos de estos paises deberían prohibirlo es horrible.Petons

Mª Dolores ha dit...

Es realmente lamentable que en esta época en la que vivimos, tan ciberculturizados nosotros, nos encontremos con estas "culturas" tan atroces.Incomprensible.
Suerte que al menos, existe la posibilidad de que las niñas que viven fuera de su país puedan librarse, espero que la mayoría, de esta aberración. El trabajo de los pediatras aquí es de alabar. Y la coordinación con la justicia también.
Un saludo

m.eugènia creus-piqué ha dit...

M:DOLORES
Es una pena que suceda esto todavía.

Franki ha dit...

Es una salvajada que te estremece solo de pensarlo. El problema de estas barbaridades es que siendo una costumbre machista, sea apoyada y practicada por las madres y abuelas de estas criaturas.
Creo que todo intento de asesorar e informar a los padres, sobre las consecuencias de estas mutilaciones, tendría que ser una prioridad en todos los centros de asistencia
Petons