dimarts, 9 de febrer de 2010

Pero que malos somos!


La maldad es una enfermedad?
Es inherente en el ser humano?
No hay unanimidad en los diferentes análisis, los hay tan diversos como tipos de maldad podamos encontrar, desde la violencia gratuita, sín motivo aparente, hasta la que se activa como respuesta a un hecho, no obstante hay especialistas que creen que si, que la maldad tiene una parte de enfermedad, tambien alertan que cuanto más inteligente es el individuo, más capacidad de hacer el mal y de perversión.

La maldad es un fenómeno tan complejo que no tiene una explicación única, el Dr.Jarne sostiene que a pesar de exisitr una base patológica, en la maldad hay tambien una dimensión incomprensible, alerta tambien que a todos nos puede pasar, en determinados momentos y circunstancias, una persona que nunca calificaríamos de malvada puede hacer las cosas más insospechadas contra los demás.

Para el Dr.Francesc Torralba, la maldad es reactiva, cuando una persona la recibe, la devuelve, es aquello tan conocido como "Ojo por ojo, diente por diente", hay otros caso en que es gratuita, donde no hay relación causa-efecto, situación que no se puede explicar racionalmete.

De maldad y malvados hay de varios tipos, personas que saben que estan haciendo el mal y que siente placer por esta razón, estos son los perversos.
La perversión es la forma de vida que han adoptado y la única manera de relacionarse con la sociedad, madre mía si te toca uno cerca,, se asegura que la satisfacción que sienten cuando actuan es lo que les hace seguir adelante, una de las características de este colectivo es que intentan presentar lo que es malo como bueno a través de engaños y son plenamente conscientes que estan dañando.

Otra de estas perlas es la maldad compulsiva, aquella que se convierte en necesaria y no se puede dejar, en estos casos es cuando podemos encontrar un componente de enfermedad, sería el caso de los sicóticos para los cuales hacer daño es la única manera de comunicarse. Los Dres. Davins y Dangerfield coinciden en que las personas sicóticas no cometerían actos violentos si pudieran explicar con palabras lo que sienten dentro.

Otra tipología es la de aquellos que actuan con maldad como vía de descarga, se trata de personas muy dañadas personalmente, que han vivido situaciones catastróficas, que no pueden pensar y evacuan su mal estar a través de la violencia, ellos no son conscientes que hacen daño.

El Dr. Torralba diceque la inteligencia y la capacidad cognitiva de cada persona influye en el punto de maldad que se puede infringir a una persona, puede ser más persistente, más fina, invisible y con consecuencias más negativas.
Tambien existe como consecuencia indirecta de las estructuras sociales, políticas y económicas que oprimen al individuo.

En todos los humanos existe una parte de agresividad necesaria para poder defenderse, que no quiere decir que sea maldad, tampoco ha de tener un componente destructivo, en este sentido, ha defendido que la bondad extrema tambien tiene una parte de trastorno , ya que para nada es adecuado no responder ante cualquier situación y es totalmente destructivo no defenderse ante nada.
Hemos conocido a alguien con alguno de estos problemas?
Algun amigo?
En el trabajo?
Algun político?
Seguro que en mayor o menor medida si.
Piernas para que os quiero!

18 comentaris:

Txema ha dit...

Ya lo creo, he conocido a personajes malvados, sin escrúpulos y que han dejado el camino lleno de cadáveres.

petonets

m.eugènia creus-piqué ha dit...

TXEMA
Yo he conocido a UNA que se lleva todas las medallas, mala,malísima.Ozú!
Petonets maquiavelics,jejeje

sinkuenta ha dit...

Es verdad que nuestra imperfecta naturaleza y los matices de la educación y el entorno en el que nos criamos ejerce una impronta en nuestra manera de actuar. El problema está cuando la maldad pura y dura se instala y el daño es intencionado y cruel. Lo de que los más inteligentes son peores... lo creo, seguramente porque tienen mayor capacidad de captar los matices negativos de la conducta de otros y, a su vez, emularlos. Pero no hay que olvidar que los enemigos 'tontos' son también muy peligrosos porque sus reacciones no obedecen a ningún patrón y es casi imposible prever por dónde van a salir.... además los buenos buenísmos, como dicen los expertos, ni lo son en realidad ni están tan cuerdos como ellos creen. Espero que tengamos la suerte de no toparnos ni con unos ni con otros!! Un beso

RGAlmazán ha dit...

Desde luego que la maldad en algunos casos puede ser una enfermedad, es el caso de los psicóticos. Sin embargo, yo creo que es más una cuestión de carácter y como tal, tiene una parte genética y otra cultural que se aprehende. Uno puede nacer con ciertos genes pero es el medio familiar, sociocultural el que en gran parte es responsable de la formación del carácter bueno o malo.
Vaya rollo que te he soltado.
Petons

Salud y República

m.eugènia creus-piqué ha dit...

SINKUENTA
Es tan difícl todo esto, no obstante creo que conla maldad se nace, lo llevas dentro, una persona no aprende a ser malo, me refiero al malo de estas características, o lo eres o no lo eres,jajajaja vaya lío me estoy haciendo, no se si me he explicado bien Alicia.Petonets.

Txema ha dit...

Es decir D. Kabi que tú deres más partidario de la teoría rusoniana del entorno, sin descartar casos genéticos.

un abrazo

m.eugènia creus-piqué ha dit...

RAFA
Creo que el caracter, la manera de ser, la educación..si que se aprende o modula con el tiempo pero el que es malomalomalo creo que lo es de nacimiento,es como una tara, no se, eso es lo que pienso.Petonets.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

TXEMA Y RAFA
Conocí hace tiempo una familia en que el padre era un hijo de...pero de los grandes, pues no veas como salieron los tres hijos que tuvieron, si uno era malo el otro peor, pero perversos perversos osea que puede tambien venir de herencia en los genes,yo que se!

Isabel Martínez ha dit...

Difícil tema, querida Geni, por eso de jugar con los absolutos. Uno de ellos, la maldad. Dejando de lado las situaciones psiquiátricas serias, creo que no existe nadie intrínsicamente malo. Tal vez, lo que percibimos como maldad sean formas de defensa o actitudes inducidas por la educación.
Y tanto daño puede hacer un malo como un bueno, porque hay cachos de pan que te enredan la vida cosa fina y sólo deseas huir.
Petonets, guapetona.

Ciberculturalia ha dit...

Yo también creo que influye más el medio que los genes y por supuesto he conocido a gente si no mala del todo, si bastante cabrona. Y es que cuando nacemos hay un cupo de malos y de tontos que te tocan por destino.

Un beso, preciosa

Antonio Rodriguez ha dit...

Solo hay que mirar los ojos del Cristobal Montoro para saber que la maldad existe.
Salud, República y Socialismo

alma máter ha dit...

Bufff.. por desgracia a más de uno, y de dos, y de tres....
¡Demasiados!!

Un beso Geni!!!

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ISABEL
Muchos pensais que el fallo está en la educación, quizá si que sea eso pero yo me pregunto cómo se educa a un niño para ser malo, no lo entiendo,yo continuo pensando en que la maldad está dentro de cada uno y que cada cual la desarrolla de diferente manera,no se Isabel, está todo bastante liado, vete tu a saber, si hasta los estudiosos del tema no se ponen de acuerdo.Petonets MACA(guapa)

m.eugènia creus-piqué ha dit...

CIBER
Me has hecho reir con lo del cupo de malos y cabrones que nos toca,jajajaja, que bueno, pues será cierto porque conozco a más de uno,será mi cupo,jajajaja.Petonets.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ANTONIO
Jajajajajajaja, muy bueno!

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ALMA
A tí veo que tambien te han tocado estas divinidades del bien.Qué malos llegan a ser algunos nenita y cuánto mal hacen a su alrededor, la madre que los parió!.Besos guapa.

Felipe ha dit...

la maldad es inherente al ser humano.Es genética.
Puede moldearse pero no erradicarse

Un beso guapísima

m.eugènia creus-piqué ha dit...

FELIPE
Pienso exactamente como tu,se lleva dentro.Besos gordos.