dissabte, 24 de maig de 2008

Otra vez la Justicia


La justicia a veces, bueno, casi siempre es lenta lo que no se espera de ella es que tambien sea sorda y ciega.

Como mínimo, en el caso de un juez de Gijón que condenó un hombre a 7 años de prisión por haber cometido dos atracos a punta de navaja a pesar de que la testimonio clave en el caso identificó a otro hombre como el autor de los robos. El abogado de este hombre ha recurrido a todas las instancias posibles, pero todas han desestimado las apelaciones.
Ahora solo le queda que el gobierno decida indultarlo.

Este señor se llama Jorge Ortiz, tiene 36 años y lleva tres en prisión por un delito que no cometió. De hecho, en un principio una de las victimas de los atracos dudaba de que fuera él el autor.En cambio la otra, lo identificó desde el primer momento, pero antes del juicio identificó a otro y se desdijo ante la policía de la identificación del primero.
Qué hizo la policía ? Pues se olvidó de incluir esta nueva diligencia en el sumario de Ortiz, y el juez, inexplicablemente, no creyó a la victima cuando ésta explicó lo que había pasado durante el juicio.
La mala suerte de Jorge Ortiz empieza en febrero del 2004, cuando se cometen en Gijón decenas de asaltos con navajas a comerciantes, todos estos robos eran semejantes y cometidos por una sola persona, fué entonces cuando la policía comenzó a enseñar fotografías a los testimonios, entre ellas la de Jorge Ortiz, que aparecía en los archivos porque en el pasado había cometido algún delito por el cual había estado detenido y fichado.
Ortiz pasó 4 meses en prisión preventiva. Durante este tiempo los atracos continuaron hasta que un día la policía detiene a otro hombre, Miguel Robles.

Cuando la mujer vió la foto de este hombre lo identificó al momento, era él , pero ya era demasiado tarde.La policía no envió la diligencia al juez y durante el proceso, aunque insistió en que el culpable era otro, el juez no la creyó.
Y allí continua el pobre hombre sín que se pueda hacer nada , solo el indulto lo puede salvar.




Es tremendo enterarte de estos fallos garrafales, éste ha salido a la luz pública, pero deben haber tantos igual o similares que uno piensa que si tarde o temprano tiene que caer en manos de la justicia ¡¡ Dios nos coja confesados !!.

10 comentaris:

Marcelo ha dit...

Y yo pensaba que estas cosas pasaban solamente en un sistema judicial carente de recursos como el nuestro. Casos como ese tenemos cientos. Los hombres con rasgos americanos son los primeros en pagar con el sistema de identificación fotográfica, de modo que si alguno cometió un delito menor, de ahí en más se lo puede acusar por cualquier cosa. Yo he visto un juicio similar al que comentas, al ladrón se le había incautado un chaleco rojo. El sospechoso estuvo seis meses preso y a nadie se le ocurrió probarle el chaleco. Lo hicieron en la audiencia oral y no le entraba de tan pequeño que era. El problema cual es? Que investigue la policía, ellos sólo quieren mejorar su estadística de aprehensiones...

Cecilia Alameda ha dit...

Hay gente en prisión que debía estar fuera y gente en búsqueda y captura (ayer vi un reportaje de un juzgado andaluz que decía que tenían más de 500 en tal situación) que están en la calle, algunos amenazando la integridad física de niños y adultos. ¿Por qué no funciona la justicia? Si Haciendo funciona, si las tecnologías ayudan, ¿por qué la justicia no avanza?
No hay derecho a lo que está ocurriendo.

Antònia P. ha dit...

Cosas así parecen increíbles.
Este pobre hombre injustamente condenado por una concatenación de errores sólo puede esperar el indulto cuando a lo que tiene derecho es a una exculpación y a una indemnización.
Porque que te indulten presupone que eres un convicto. Y ese hombre es inocente.
Claro que hay jueces que...todavía recuerdo la famosa sentencia de la minifalda o la del hijo "jetas" que denunció al padre y el juez le condenó a mantenerle mientras el hijo seguía sin pegar palo al agua.
En fin...
Saludos

m.eugènia creus-piqué ha dit...

AY Marcelo ! Si tu supieras lo que se cuece por aquí quedarías pasmado, ya te irás enterando, yo caso que me entero, caso que denuncio en un post, a ver si algún día les cae la cara de vergüenza.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

Cecilia.
Está clarísimo, hacienda se han cuidado muy mucho de que funcione porque recaptan dinero, la justicia les importa tres rábanos porque no mojan del pastel,y así estamos con una in-justicia perenne que castiga a los inncentes y a los sinvergüenza los tenemos por la calle.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

Antonia, yo tambien recuerdo lo de la minifalda y tantas otras cagaditas de los jueces. Es lo que dices tú, el indulto presupone que es culpable, no hay derecho, tendría que revisarse el juicio y hacerlo de nuevo con todas las pruebas en la mano, pero esto cuesta dinero y vale más que se pudra en la cárcel los siete años que le han caído.Tampoco sé si aquí pasa como en Usa, que no pueden ser juzgados dos veces por el mismo delito.

josep estruel ha dit...

Hola Eugènia,este reportaje que nos comenta Cecilia tambien lo vimos nosotros y otros muchos que nos "demuestran" avances científicos que teoricamente nos tranquilizan, porque creemos que estamos libres de estos "fallos"de la justicia.
Pero cuando leemos cosas como esta que nos describes...
Por cierto,¿tu crees que por el hecho de publicar en un post,les va ha caer la cara de vergüenza?

Gracias por leer lo del NO_DO
alli mismo te he contestado.
Una abraçada.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

Josep, seguro que la cara de vergüenza no les cae porque no tienen pero la noticia llega a mucha gente sobre todo al extranjero, que quizás de otra manera no se enterarían de los fallos garrafales que están pasando en este país con la justicia, mira de momento nuestro amigo Marcelo que es Argentino ya se ha enterado y ni se lo imaginaba que funcionara así de mal, que no se crean en otros países que aquí atamos los perros con longanizas y que nuestra justicia funciona como la seda,a años luz estamos de ello por desgracia.

Euphorbia ha dit...

Pues imagina en los países donde aún existe pena de muerte... mejor no pensarlo.
Un beso mañanero y me voy corriendo que si no pierdo el autobús.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

Eupho, los innocentes que habrán matado en estos países donde todavía se asesina legalmente.

un besote.