dimecres, 23 de gener de 2008

Mis viajes.Portugal.

Amaneció aquella mañana como otra cualquiera, salí a desayunar y mientras hojeé el periódico,cosa que siempre hago para enterarme de las noticias y de paso miraba los anuncios de ofertas de trabajo.
Estaba yo en un impass de no saber que hacer si continuar los estudios o buscar un trabajo y no tener que depender siempre de mis padres cosa que ya hacía tiempo me cargaba bastante.Desde el gran disgusto que tuve en cuarto de bachillerato donde se me abrieron los ojos y vi que la carrera que yo había deseado hacer siempre,desde muy pequeña,se me esfumaba por arte de magia,mis estudios ya no eran lo mismo.
Yo siempre había querido estudiar medicina y creí que esto sería posible hasta que me enteré de que pasada la reválida de cuarto tenía dos opciones una la de ciencias y otra la de letras,y Oh ! desgracia la mía resultaba que para hacer la carrera de medicina,debía cursar quinto y sexto de bachillerato en la opción ciencias.
El mundo se me cayó encima,no podía hacer ciencias de ninguna manera pues era un tocho en las matemáticas,no las entendía,y las odiaba a muerte.
Me preguntaba el porque para abrir una barriga (quería ser cirujana)necesitaba yo estudiar matemáticas,y no lo entendía.Bueno el caso es que hice el bachiller superior de letras,porque yo era de letras puras y me quedé siempre con este mal sabor de boca.Estos dos últimos años de estudios ya los hice un poco a disgusto y fué durante este período cuando empecé a plantearme la idea de trabajar.

Pues leyendo el peródico aquella mañana en la cafetería habitual vi un anuncio en el que buscaban estudiantes para trabajar en una empresa norteamericana,donde se viajaba y se obtenían puntos para acceder a una beca en Usa.
Los interesados debían presentarse al día siguiente a las once de la mañana en un hotel conocido de BCN con el curriculum y tener una entrevista con alguien..
Sin decir nada en casa,decidí al día siguiente presentarme a ver que pasaba con mi humilde curriculum donde solo aparecían mis estudios de bachiller y mis idiomas.
La entrevista fué cordial,el trabajo trataba de trasladarnos a diferentes ciudades europeas dónde debíamos ir a las empresas,hablar con los directores y colocarles suscripciones a revistas muy conocidas(yo no conocía ninguna de las que me nombraron)por un año como mínimo,la mayor parte de las revistas eran norteamericanas.
Por cada subscripcion que hacíamos obteníamos unos puntos y claro cuantas más,pues más puntos hasta llegar a una cantidad por la que recibías el premio,la fantástica beca por un año en Usa.
Yo pensé,esto está chupado,es un chollo y además me pasearán por toda Europa.
El sueldo era ínfimo pero te pagaban los hoteles y los desplazamientos,la comida no entraba.
Quedaron en queme llamarían para decirme algo.
Pasaron un par de días y sonó el teléfono,querían tener otra entrevista personal conmigo,ésta fué muy bien,como la primera y pasados otros dos o tres días me citaron para decirme que había sido seleccionada para el trabajo.
Mi alegría no tenía limite había conseguido un trabajo,ahora venía lo peor,como decirlo en casa ?
Como decirles que de golpe y porrazo me iba con unos desconocidos a Portugal a trabajar ?
No sabía como enfocarlo de cara a mis padres,sabía que la respuesta iba a ser NO,y que estaba loca.Yo era menor y no podía decidir nada de nada.
Tardé unos días en atreverme a decirselo y la respuesta fué la que yo esperaba.
Me costó unos días más convencerles para que por lo menos me lo dejaran probar,mi madre es la que cedíó antes,ella siempre había sido una defensora de la mujer trabajadora,de joven trabajó en la Generalitat de Catalunya y ahora estaba trabajando en sindicatos,ella de quedarse en casa pues como que no le iba nada y quizá por esto comprendió la ilusión que me hacía empezar a trabajar.
Todo se solucionó para bien y me enrolé en la aventura.
La empresa en la que trabajaba se llamaba Local reader service y así pusimos rumbo a Portugal.Ibamos en el coche del manager yo y otras tres chicas tambien reclutadas en BCN,una de ellas María,un niña encantadora con la que hice una gran amistad.
Llegamos a Portugal exactamente a Lisboa y nos instalaron en un hotel pequeñito pero monísimo y muy acogedor era un chalet transformado en hotel,su nombre era Cavalho branco y empezamos a trabajar como locas,al principio daba más vueltas que un ventilador,pues no me atrevía a entrar en las empresas y de tantas vueltas y tanto pensar ya había pasado toda la mañana.Me cagüen diez !
Cada día debíamos pasar un report y tener una charla con el manager al final de la jornada y eso me hacía temblar,así mismo debíamos entregarle el dinero de las subscripciones.

Lisboa me entusiasmó,toda la parte antigua es preciosa,sus calles empinadas el tranvía que sube por ellas,una cosa nos impactó bastante en aquella época y es que los portugueses iban impecables,arreglados,guapos,educados mientras que las mujeres eran un desastre,malvestidas ,parecían todas unas payesas,no cuadraban para nada con aquellos hombres tan arreglados.
Las subscripciones iban bien aunque la reina de ellas era mi amiga María,no se como se lo hacía,pero siempre era la que ganaba.
Estuvimos en Coimbra trabajando,que ciudad más linda con su universidad con un bullir de estudiantes,fantástico,no sabía que había sido la capital de Portugal.
Visitamos tambien Cascais y Sintra,que me encantaron.tambien fuímos a Estoril a ver la casa donde vivía Juan de Borbón,como supondreis solo la vimos de fuera.
Fué pasando el tiempo y de golpe y porrazo un día el manager nos dice que tiene que volver a Madrid urgentemente,nos deja dinero y se larga diciendo que pronto volverá.
Nosotras continuamos con nuestro trabajo y guardando el dinero que cobrábamos de las subscripciones y fueron pasando los días y allí nadie respiraba.
La verdad es que empezamos a ponernos nerviosas dado que el dinero que nos había dejado el jefe se terminaba,teníamos que pagar el hotel,comer y nuestro modesto sueldo.
Llegó el momento en que la situación era inaguantable y tuvimos que echar mano del dinero de las subscripciones para poder abonar los gastos,hasta que dijimos basta.Dejamos el hotel y nos fuimos rumbo a Madrid a la sede social de la empresa ,en tren ,que llegamos con la espalda destrozada y algo más.
Todas decididas fuimos a entrar y nos encontramos que todo estaba cerrado,no había nadie,aquello parecía la empresa fantasma.

Acudimos a una cafetería que estaba justo al lado a preguntar si sabían que pasaba.
Les aseguro que si que lo sabían,nos dieron pelos y señales de la situación de la empresa,había ido la policía,habían arrestado a las personas que allí trabajaban y habían clausurado el local,la razón eran la cantidad de denuncias que habían recibido por estafa.
Resulta que nosotras eramos un grupito que estabamos en Portugal,pero como nosotras había cientos de estos grupos por toda España y Europa haciendo las malditas subscripciones,las cuales cobraban y nunca jamás mandaban las revistas.
Era la gran estafa !!
Nosotras habíamos estado estafando a numerosas personas que con toda su buena fe nos hacían las subscripciones anuales a estas revistas que de por sí eran carísimas.
Marchamos de allí escopeteadas y sin decir quienes eramos.El poco dinero que nos quedaba nos lo repartimos y encima tuvimos que llamar a nuestras familias para que nos mandaran más y poder volver a casa.
Esta fué mi primera experiencia en un trabajo y de un viaje.

Como para no repetir,vaya !!!

10 comentaris:

Selma ha dit...

Por suerte mi experiencia con Lusitania no fue tan traumatica como la tuya.. Conozco cada uno de los lugares que citas, pero me quedo con Nazaré un pueblo marinero encantador, y sobre todo con O Sitio el promontorio que lo domina..

Petonets Maria eugènia!

m.eugènia creus-piqué ha dit...

Selma no conozco el sitio que dices pero debe de ser muy bonito,yo a parte de la mala experiencia que tuve,recuerdo con mucho cariño aquellos meses pasados allí ,para nosotras fué una gran experiencia y luego al pasar el tiempo María y yo,que volveríamos a trabajar juntas en una misma empresa durante más de cuarenta años,nos reíamos de esta aventura en Portugal.
Hace tiempo que no se de ella,pero siempre estará en mi corazón.

Una abraçada.

RGAlmazán ha dit...

¡Menudo primer viaje! O sea que trabajando para unos timadores. Al menos te iniciaron en viajar y seguro que la experiencia que viviste te sirvió.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué ha dit...

Ja,ja,ja,si Rafa,dejándonos los huesos y pateando calles como locas para que estos sinvergúenzas vivieran como pachás,la experiencia es un grado y siempre se aprende algo de tus vivencias,sean buenas o malas,pero lo pasamos tan bien aquella temporada que son más los buenos recuerdos que el susto final.

Salutacions.

Antonio Rodriguez ha dit...

Y por lo menos tuvisteis suerte, y nos os metieron en el truyo por colaboradoras de la estafa. Yo he visitado Portugal tres veces y me encanta sobre todo su gastronomía y en especial el bacalao que lo ponen de las más impensables formas.
La última vez recorrí la costa del Algarve, que es un lugar precioso con unas playas maravillosas, y lo dice alguien que no le gusta el turismo de playa.
Salud, República y Socialismo.

Bernardo Muñoz ha dit...

Yo tambien vendí suscripciones a domicilio, durante un verano, para para un supuesto agente de Xarxa Cultural.

Las condiciones económicas no movían a engaño de que aquello era un engaño. Debíamos entregar a la empresa el coste de la suscripción. Lo que cobráramos de entrada a los incautos que accedían, fuera lo que fuera -nosotros poníamos el precio- iba íntegro a nuestros bolsillos.

Un día el supuesto agente también desapareció.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ANTONIO
Realmente me encantó Portugal,en aquella época no sabía que prepararan tan bien el bacalao si no me hubiera puesto las botas,es uno de mis platos preferidos,hecho de cualquier manera,todos me gustan.Siempre he pensado en volver a ir,pero como que está tan cerca lo he ido dejando para escoger sitios más lejanos,pero como dijo Mc Arthur,Volveré!.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

BERNARDO.
Así tu tambien caíste en las redes de estos desalmados,pero es que es tan fácil..nosotras en ningun momento pensamos que pudiera ser un timo,íbamos tan tranquilas.
En fín,una experiencia más.

Antonio Parra ha dit...

Bonito relato. Siendo una cría te tiraste por primera vez al vacío y veo que la experiencia valió la pena. Es una historia que recuerda a algunas mías y por ello, tal vez, entienda perfectamente lo que se siente en esas situaciones de aventura y enriquecimiento personal.
Un beso

m.eugènia creus-piqué ha dit...

A.PARRA.
Bienvenido a este humilde blog.
Ya ves,cuando eres joven como tú dices te lanzas al vacío y a ver que pasa,la experiencia fué dentro de lo que cabe muy buena y la recuerdo con cariño.Cuando pienso las cosas que llegamos a hacer de jóvenes a veces me estremezco y pienso lo ignorantes que éramos al no ver el peligro por ningun lado,ni la maldad,ni nada,éramos felices y punto,pero sabes lo que te digo ?Pues que nos quiten lo bailao si no hubiéramos salido de casa hacia la aventura la de cosas maravillosas que nos hubiéramos perdido ¿ no crees ?.

Un petonet.