dimecres, 3 de març de 2010

Del trompazo a cortarse las venas


Así es, los humanos hemos pasado de morir en la carretera a quitarnos la vida en menos de un segundo.
Cada año en este país hay 40.000 intentos de suicidio de los cuales 3421 acabaron en muerte, esta cifra horrorosa ya es superior a los accidentes de tráfico y esto ocurre porque en la carretera desde que nos tocan el bolsillo a base de bien y nos quitan puntos vamos con el pie en el freno continuamente, siempre habrá algún atontado que se salte la norma y lo pescan a 250 km hora por un sitio que solo puede circular a 80, pero estos por suerte son los menos.

Se pide al personal que ponga en marcha urgentemente un plan de prevención como se ha hecho con el tráfico, los expertos dicen que hay que conocer mejor los factores que desencadenan un suicidio, pero tienen claro que en la base de estos comportamientos hay una carga genética, transtornos mentales, depresión, aislamiento social, drogas.....
Pues claro que es así, nadie llega a quitarse la vida si no se encuentra en un momento de desespero tal que no ve otra salida, son cobardes estas personas ?
Son valientes ?
Mira yo no se lo que son, solo se que no lo haría nunca, es demasiado bella la vida para marcharte de este mundo sín haberla saboreado toda.

Tambien pienso en ponerme en la piel de esta gente, aunque me cueste lo intento, familias enteras donde no trabaja nadie....Familias en la calle porque el banco se les ha quedado la vivienda...drogatas cansados de la vida...aquel hombre desgraciado que te ha abandonado preñada....un mal negocio....
No se, hay tantas cosas que nos pueden llevar a suicidarnos que podría ser hasta la más tonta pero que en un momento dado la vemos como un problema enorme del que no sabemos salir.

Los principales grupos de riesgo son los jóvenes y las personas mayores.
Dice Pilar Saiz, profesora de siquiatría de la Universidad de Oviedo, que hacen falta programas para detectar desde la escuela a personas en riesgo y luego pedir ayuda a los profesionales, ya que los suicidios acostumbran a ser el resultado de una fase de elaboración previa.

Casi todos los suicidas emiten señales de peligro que muchas veces no sabemos detectar, se ha comprobado que el 50% de esta gente habían pasado por la consulta de un médico el mes anterior, esto es muy grave, aunque las enfermedades de la mente son dificilísimas y puede ser que tambien nadie espera que se vaya a quitar la vida por algo que nosotros podemos considerar como una tontería.

Tontería o no, la cuestión es que hoy día el suicido en España es la primera causa de muerte (que no es de enfermedad), valdría la pena recapacitar sobre esto, lo encuentro muy fuerte.

26 comentaris:

Txema ha dit...

No creo que los suicidas sean cobardes, sino más bien, totalmente desesperanzados.

Y hay que pasar por esa situación para saber lo que se siete.

saludos

RGAlmazán ha dit...

Probablemente esta sociedad tan injusta, tan competitiva, tan desigual no es soportable para muchos. Y algunos de ellos llegan a suicidarse. Un final tremendo. En definitiva lo único que tenemos y que se irá, es la vida. Para acabar con ella hay que estar loco o muy desesperado.
Por cierto, como no hacen casi nada bien, hay que decir alto y claro que estas cotas de accidentes de tráfico bajísimo se deben a las campañas de este gobierno y a las medidas tomadas, que han dado resultado, aunque sea, como tú dices a costa de amedrentar al personal, pero más vale así.

Salud y República

Isabel Martínez ha dit...

Supongo a un suicida como un ser que sólo encuentra alivio en la muerte, más allá de las cosas de un mundo que lo ha herido en exceso y de unos cariños que no son lo suficientemente fuertes para sustentarlo.
Por supuesto, absolutamente desesperanzado y deprimido, sin fe en las sorpresas que puede depararle el futuro.
No juzgo a los suicidas. El conocimiento de estos casos me hace bajar la cabeza y sentir un dolor hondo por la vida que se va y las vidas que quedan rotas por su ida.
La enfermedad mental es terrible y tremendamente compleja.
Ptonets, querida Geni.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

TXEMA
Que triste verdad ? No ver otra salida que la muerte debe ser terrible.Desesperanzados totales.Petonets.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

RAFA
Es verdad, solo tenemos la vida, terminar con ella antes de hora es de pena,y en lo segundo tienes razón tambien, pocas cosas aciertan pero lo del tráfico ha ido estupendamente, la pena es que los humanos hasta que no se cuadran no hacemos caso de nada, tenemos que ir a golpe de palo.Petons.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ISABEL
Que bien lo explicas, es así de terrible y que pena me dan , pobre gente, pasar por un intento de suicidio debe ser horrible, cuanta desesperanza
Petonets estimada Isabel.

Antonio Rodriguez ha dit...

Coincido con Txema, no creo que sea cuestión de valentia o cobardía, simplemente de deseperacion.
Salud, República y Socialismo

Antonio ha dit...

Me permito una cierta dosis de ironía. La muerte por accidente es por error; el suicidio es un acto voluntario de autoridad sobre el hecho... La cuestión está en saber qué ha llevado al sujeto a tomar la decisión de suicidarse... El asunto es complejo y requiere un análisis singular, de cada caso. En todo caso hay desesperación, depresión, infravaloración, un largo etc a considerar.
Besos de esperanza

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ANTONIO RO
Hola Antonio.ahora me he dado cuenta que me has desaparecido del Chivato y no se porque, ya van esta semana dos personas y el mes pasado cuatro, no se que está pasando, ahora te vuelvo a meter.Besos.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ANTONIO
No quiero ni saber como se ha de encontrar una persona para tomar una decisión así, es tremendo y me da mucha pena. Besos.

Abuela Ciber ha dit...

Muy cierto lo que has compartido querida Amiga.

No se si tacharlos de cobardes....
En muchos casos la deseperacion juega su papel, eso de no ver salidas, ha de nublar todo razonamiento.

Triste y preocupante porque es algo que sucede en todos lados.

Cariños

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ABU
la verdad es que es terrible la cantidad de personas que se quitan la vida, a lo mejor en su situación no se lo que haríamos, suicidarse es muy fuerte querida Abu.Besos guapa.

alma máter ha dit...

Yo también creo que es muy fuerte. Es una cifra muy alta..

Yo siempre he pensado que el suicida era un cobarde, porque no afronta la vida, los palos etc.. y coge la salida facil que es quitarse de en medio, pero... de un tiempo a esta parte, mi opinión ha cambiado: no es cobarde, porque el cobarde precisamente no se atreve a quitarse la vida...

Es muy duro tener que tomar una decisión así y encontrarte francamente desesperado para hacerlo.

Es una pena Geni.

Un beso fuerte!

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ALMA
Es que yo no me atrevería a quitarme la vida, me da miedo y pavor. nosería capaz.Besos guapa.

Felipe ha dit...

las causas del suicidio no siempre tienen que ver con trastornos psicológicos.Tiene mucho que ver con la infelicidad en que el ser humano se encuentra en distintos momentos y no encuentra la ayuda y solidadridad necesaria.

Besos

Mª Dolores ha dit...

Hay que estar muy desesperado para suicidarse. No creo que los suicidas sean más valientes que otros. No sé, supongo que es un cúmulo de circunstancias las que pueden llevar a quitarse la vida: una personalidad algo inestable unido a esta sociedad, tan egoísta, competitiva donde no cabe la empatía..., la soledad... en fin.
Un abrazo

Ciberculturalia ha dit...

El tema del suicidio querida Geni es algo que me produce siempre auténtico miedo a la par que respeto. Por un lado hay que decir que según estas estadísticas no es que haya subido el número de suicidios alarmantemente, aunque ya solo uno es demasiado, lo que ha ocurrido es que ha bajado el número de muertos por accidente.
Volviendo al tema del suicidio creo que en la mayoría de los casos es la desesperación, no ver salida en el tunel lo que hace a algunas personas tomar esa terrible decisión.
En fin, una sociedad dura la que nos hemos dado.

Un beso preciosa

m.eugènia creus-piqué ha dit...

FELIPE
Si, quizá sea así pero es muy triste,la desesperación lleva a estos límites insospechados. Petonets.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

M.DOLORES
Pueden haber infinidad de causas las que lleven a un ser humano a tomar esta decisión pero es tan fuerte que creo que no se me ocurriría nunca.Besos.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

CIBER
Así es Carmen, al bajar los accidentes los suicidios han pasado al primer lugar,triste cosa llegar a quitarse la vida, una desesperación total y sín otra salida posible, que pena!.Besitos guapa.

salvadorpliego ha dit...

Qué duro y qué triste es eso... La vida es irreparable.

Un placer leerte.
Saludos.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

SALVADOR
Verdad que es tristisimo? Ha de ser horrible lo que les pasa por la cabeza.Un abrazo.

Maria ha dit...

coincido con Txema en cada una de sus palabras, especialmente en su clonclusión, aunque confieso que estoy contenta. Si ahora la sanidad, como escribo en mi último post, pudiera ocuparse, y digo ocuparse, no simplemente recetar pildoritas sino ESTAR, estar disponible para enfrentar y ayudar con esa desesperanza. Porque como se ha estudiado una y otra vez un buen número de suicidio no son más que un desesperado grito de ¡AYUDA! Prueba de ello es que cuando se ve a tiempo y se hace lo que hay que hacer muchos suicidios no se producen. Tanta y tanta investigación sobre la depresión no nos está llevando a conseguir lo que se ha conseguido con los accidentes de tráfico. Que pena.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

MARIA
Si que es una pena porque se pierden vidas que quizá habiendo tratado a estas personas no se perderían, tal vez con el tiempo se den cuenta de que hay mucho por hacer en este campo y pongan remedio.Un abrazo.

Cecilia ha dit...

Ya sabes que internet juega malas pasadas. Que no tenemos todos los hilos para controlar nuestros espacios. Pero si queremos comunicarnos, tenemos que utilizarlo

Anònim ha dit...

Llevo siendo suicida desde que tenía 13 años. Es verdad que cada persona es responsable de sus actos. Pero hay mucha gente en este mundo que desea verte muerta. Y lo más triste es que sea tu propia familia.

Llevo 6 meses sin trabajar porque no puede superar mi enfermedad. Me encuentro demasiado solo y no veo solcíón a mis problemas.

Lo peor de todo es que no se lo puedes contar a la gente porque enseguida te estigmatizan. Si tienes un cáncer la gente es comprensible, pero si te intentas suicidar te ven como un bicho raro, que es cobarde y no sabe afrontar los problemas.

Todos los días de mi vida me tengo que levantar con una razón para vivir, pero no encuentro ninguna. Y tengo estudios, dinero y amigos. No es un problema de soledad, sino que dentro de ti te encuentres muy sólo, pero que muy sólo.

Hay tanta hipocresía en el mundo que no sé si voy a ser capáz de salir de esta horrible situación. Pero una cosa si que la tengo clara: antes muerto que vivir en la calle como los indigentes.