diumenge, 3 de febrer de 2008

Mis viajes.Francia.París

Antes de empezar este post,le dí muchas vueltas pues mi intención primera era contar sencillamente el viaje sin comentar para nada el motivo que lo originó,pero he estado tantos días dándole vueltas que al fín he decidido contar toda la historia pues al fín y al cabo ha sido lo más divertido del asunto y una aventurilla mas que contar a todo el mundo.



He estado varias veces en Francia,será por la proximidad y su belleza o por comodidad de desplazarte tranquilamente en coche e ir a pasar el día tranquilamente a Perpignan o cualquier pueblecito donde puedes disfrutar de una buena comida francesa.



Once upon a time se celebró en BCN un concurso,mejor dicho,fué organizado por el Corte Ingles,al que podía acceder toda chica joven que viviera en Catalunya,( El Corte Inglés de Madrid tambien organizó dicho evento ).

Accedimos al concurso un montón de niñas,pasando por entrevistas,sesiones fotográficas y un sín fín de idas y venidas al Corte ingles dePlaza Catalunya,que en aquel momento era el único que existía,tras diferentes pruebas nos dijeron que ya nos avisarían,estaban organizando el concurso para encontrar la reina de la Primavera y sus tres damas de honor,que serían Miss Simpatía,Miss elegancia, y Miss Juventud.Dijeron que ya nos dirían algo,yo no le dí ninguna importancia,era una cosa más a la que me presentaba,pasaron los días,quizás casi un mes hasta que un día me llaman para decirme que estaba seleccionada.

Caray,que bien ! Pensé

Que suerte la mía !

Yo no tenía ni idea de lo que suponía,ni del premio ni de nada,iba como siempre con mi despiste a cuestas.

Tuve que presentarme de nuevo en el Corte Ingles para corraborar que sí aceptaba la selección y que sí que me presentaría en la final y no les fallaría.

Allí me dijeron que tal día a tal hora debía presentarme en la última planta donde habría una gran fiesta para escoger a la Reina,debía de ir vestida bien mona y me proprocionaron dos invitaciones para la familia o amigos que me quisieran acompañar.



Llegó el día,en mi casa estaba yo con unos nervios de aúpa,no sabía que ponerme,y al final me probé un vestido de mi madre que no me caía tan mal,solo que de la parte del pecho me sobraba un poquito.Yo me veía guapísima.

Mi madre como siempre,no me pudo acompañar,tenía otras cosa mejores que hacer.

Me arreglé bien,me pinté un poquito los ojos y me fuí para allá.



Entré en el Corte Inglés,subí a la última planta y de poco me muero,estaba abarrotado de gente,unas mesas redondas para ocho personas con unos centros florales preciosos estaban distribuidas por todo el salón,estaba la prensa con muchos fotógrafos,nunca me imaginé que esto pudiera llegar a coger tanta importancia.

Ave María purísima ! Pensé.

Donde me he metido !

Al acreditarme me acompañaron enseguida a mi mesa,compartida con otras siete aspirantes,una agradable musica de fondo ambientaba el lugar.



Eramos cuarenta las que habíamos llegado hasta allí,se habían presentado una cantidad bárbara de niñas y el sistema de exclusión de ellas lo desconozco,pero lo importante es que yo estaba entre las cuarenta finalistas.

Empezaron a servir una fantástica merienda,en la que no faltaba de nada,canapés,champán..

Al estar terminando la comilona,subió un presentador al escenario,invitándonos a todas a subir en él.

Nos repartieron como unas cartulinas grandes con un número cada una,y que debíamos llevar en la mano derecha al desfilar por la pasarela.

Cámbió la música y salimos todas en fila india.

El público debía votar en cada pase las que más les gustaban,despúes de cada uno volvíamos a nuestra mesa y se hacía recuento de votos y cada vez se eliminaban a diez concursantes,hicimos tres pases,quedando al final diez de nosotras de las que tenían que salir la Reina y sus Damas.

Mis tres pases fueron para cubrirme de gloria pues me daba por reir,me veía con el vestido de mi madre,con lo grande que me venía del pecho y pensaba que todo el mundo se daría cuenta,sin saber que esta sonrisa que llevaba continuamente en la boca me proporcionaría uno de los títulos por los que estábamos concursando.

Verdaderamente con vestido prestado o sín él,yo me sentía como una reina,creo que al igual que mis compañeras,era vivir un sueño que no te esperas,los flashes,no paraban de disparar,para nosotras,unas niñas muy jóvenes era un cuento de hadas.



Bueno,pues quedamos las diez últimas,con unos nervios a flor de piel y con toda la ilusión del mundo,muchas pensábamos que no íbamos a ganar pero el solo hecho de haber llegado hasta allí nos hacía muy felices,era una experiencia inolvidable.

Esta última vez,no iban a cantar los números eliminados,sino que cantarían los cuatro finalistas.

Empezaron por la que salió escogida como la Reina de la Primavera,el segundo número fué el mío,

Oh Dios ! No me lo podía creer !

Que suerte,que ilusión !.

Fuimos subiendo al escenario a medida que eramos escogidas,los aplausos no cesaban,los fotógrafos no paraban y en medio del jaleo salió el Sr.Jaime de Mora y Aragón a darnos los premios.

El primero era un viaje a Paris de una semana.

Otro premio era una cheque por valor de 25.000 pesetas.

Otro de los premios eran unos vales del Corte Ingles,que te permitían comprar

ropa,calzado,bolso..en sus diferentes plantas.

Al final tambien nos dieron un juego de maletas blanco,precioso,de la casa Tauro,ramos de flores,cajas de bombones..todo lo que se pueda imaginar.

Estabámos contentísimas,viviamos en un nube,la niña escogida como Reina era preciosa.



En las semanas siguientes tuvimos que acudir las cuatro a diferentes aventos de la ciudad,la Vanguardia se hacía eco de todo este montaje,y llegó el día de embarcar hacia París,alguien nos facturó el equipaje y nos llevaron al avión antes que a los demás pasajeros,aprovechando para hacer más fotos en la escalerilla acomodándonos en primera clase,el vuelo fué muy bien,al llegar a París Orly,nos esperaba un mini bus que nos llevaría directamente al hotel cuyo nombre era Hotel Mont-Thabor,estaba bien,quizá un poco clásico y rococó para mi gusto pero estaba en el centro de la ciudad.

Al entrar,en el hall,se encontraban un grupito de cuatro chicas que pensamos que eran las que habían llegado de Madrid,nadie tuvo la amabilidad de presentarnos,por lo que nos ignoramos mutuamente,la rivalidad de siempre,hasta en estos casos.



Al día siguiente nos concentraron despues de desayunar en el hall y empezamos la aventura de Paris con otro mini bus,un poco mayor que el que nos habia recogido en el aeropuerto,pues debíamos caber todas,mas un guia´.

Por dónde iba a comenzar el asunto ?

Pues como no podía ser de otra manera,por la Tour Eiffel.

Subir en aquel ascensor ya era una aventura,desde arriba la vista es una maravilla con toda la ciudad a tus pies,hicimos muchas fotos,como cualquier turista que se precie y pasamos allí un buen rato,nos informaron qu el constructor era Gustave Eiffel y que se construyó en los años 1887-1889 para la exposición universal.

Estuvimos en Los Campos Elíseos con el Arco del triunfo,que bonito todo,éste último lo mandó construir Napoleón.Otr0s días nos llevaron a Notre Dame,impresionante basílica ya veíamos correr por alli al jorobado,El Louvre,Los inválidos,el Montparasse,con sus callejuelas,barrio de artistas,preciosa aquella zona,me gustó muchísimo con el Sacré Coeur con una vista preciosa de París.Por la noche nos llevaron un día al Lido que nos gustó por que aquí en España no veíamos estos espectaculos,la verdad dignos de ver con tanto colorido,tuvimos que compartir la mesa durante la cena con un señor americano,un abuelito al que le saltaban los ojos con aquellas bellezas bailando,fué muy simpático.Otra de las noches nos llevaron al Moulin Rouge que tambien tiene su gracia y otro día conocimos un baile que nos entusismó a todas,el Apache,que bonito.De día continuabamos con las visitas y hubo dos mañanas que nos llevaron invitadas a concer famosas casas de perfumes,donde nos enseñaron todas las instalaciones y nos obsequiaron con unos lotes preciosos de sus productos ( que los regalé todos a mi madre ).

He de decir que hicimos buena amistad con las chicas de Madrid y que juntas lo pasamos fenómeno.Había un cantante famosillo en la época que estaba promocionando su último disco y tuvimos toda una mañana de sesión fotográfica en medio de los Campos Elíseos con este señor,con quien nos reímos cantidad,en aquella época no existían los video clips y lo que más recuerdo es al fotógrafo que se volvia loco con nosotras pues nadie era experta en posar.

Una de las excursiones que más me gustó fué la de Versalles,aquel inmenso palacio empezó a construirse en 1661 durante el reinado de Luis XIV y tardó la friolera de cuarenta años en terminarse,los salones de los espejos me impresionaron,y edificios tan y tan grandes tan poco acogedores para vivir,tambien visitamos los palacios del Trianón y los magníficos jardines tan bien cuidados,todo era bellísimo.

Fué un viaje tan bonito como divertido,imaginaros siete jovenzuelas disfrutando París, Ah ! Se me olvidaba,éramos siete,no ocho,por que la niña que ganó el premio de Miss Elegancia no vino,sus padres no la dejaron.Lo que se perdió pobrecita,que putadita,aquellos recuerdos magníficos de aquella semana inolvidable que nos han quedado para siempre en la memoria y pasados los años puedo contarlos a todo el mundo.

Ahora ya de mayor,pienso ¿ Y ahora que ?

....Siempre me quedará París...


10 comentaris:

RGAlmazán ha dit...

París bien vale una misa.

Pronto contaré alguno de mis viajes en http://www.abuelocebolleta.blogspot.com de recuerodos que tenemos entre varios.

Salud y República

m.eugènia creus-piqué ha dit...

RAFA.
París vale todo el oro del mundo,he estado tres o cuatro veces más y no me cansa,soy una enamorada de esta ciudad.
Me encantará leer tus viajes,avísame cuando empieces a escribirlos.

Petonets.

Selma ha dit...

A pesar de ser una Provenzal de pura cepa y ya se sabe de la rivalidad Norte-Sur... debo reconocer que París me tiene hechizada, que suelo recorrerla cuando voy ( no con la frecuencia que quisiera) siempre que pueda a pie para no perderme absolutamente nada..Por ejemplo Trocadéro-Montparnasse pasando por Notre-Dame, le Louvre y sobre todo Saint-Germain des Prés....Y sus cafés..
Y comer une "Soupe à l'oignon" en un pequeño restaurante justo detrás de Notre-Dame..Y más..No hay espacio suficiente Maria Eugènia, para describir todo lo que me viene a la mente...

Y que has recordado ahora mismo, gracias por ello.

Molts petonets preciosa!

m.eugènia creus-piqué ha dit...

SELMA.
Una vez terminado mi post me vino a la memoria esto que indicas de la soupe à l'oignon,nos llevaron a comerla una noche al salir de un espectáculo a un mercado,no recuerdo el nombre,pero estaban sus bares llenos de gente vestida de noche comiéndola,me gustó muchísimo,hay muchas cosas que me han quedado en el tintero,porque soy una enamorada de París y como no de la Provenza.
Y que te parece mi aventura con el Corte Ingles ?
No me dirás que no fué divertida,nos lo pasamos tan bien Selma....
¡ que años aquellos !


Un petonet ben gros.

Bernardo Muñoz ha dit...

Diría que quiero, pero no...

¡Exijo que cuelgues una foto tuya como Miss!

m.eugènia creus-piqué ha dit...

BERNARDO.
Solo leer tu comentario,he mandado un mail a nuestra amiga Eulalia que me saca de todos los apuros y le he pedido que me enseñe como hacerlo,te prometo que las colgaré,pero antes de buscarlas quiero saber si Eulalia me puede ayudar,sín ella,no hay fotos,sencillamente porque no tengo ni idea.

Antonio Rodriguez ha dit...

He abierto el comentario y veo con desesperación que mi amigo Rafa se me ha adelantado, en parte, con lo que iba a comentar. "Paris bien vale una visita".
Porque yo por una misa no iría a ningún lugar.
Solo he estado una vez en París, y es una de mis ciudades favoritas. Solo por el hecho de pasear por sus calles ya merece la pena el viaje. Y seguro que volveré.
Salud, República y Socialismo

m.eugènia creus-piqué ha dit...

ANTONIO
SI,has de volver a París,esta ciudad no canse nunca y siempre descubres cosas nuevas en ella y tan solo caminar por sus calles es una delicia.

Joseba M. ha dit...

Nunca, jamás he estado en París. Por eso nunca he podido ver la silueta delgada de la Maga inscribirse en el Pont des Arts, con apenas asomarme, viniendo por la rue de Seine, al arco que da al Quai de Conti...
No he estado, no, pero leyéndote, casi he podido asomarme a los viejos portales del ghetto del Marais, o casi he podido saborear unas salchichas delicieux en el boulevard Sébastopol...
Mercie, Eukenixe.

m.eugènia creus-piqué ha dit...

JOSEBA
Amigo y poeta,como no has estado en la ciudad más maravillosa del mundo !!!!
Aquí tienes una enamoradísima de París,no me canso de ir y descubrir siempre cosas diferents,allí,no te sientes un extraño, es como si estuvieras en casa, es precioso, precioso todo, no me importaría nada irme a vivir allí.
Si puedes hazte una escapada,tres días como mínimo para ver algo, que sean entre semana, pues como todas las grandes ciudades los weekends se queda vacía y echas en falta aquel bullir de la gente por sus calles.

Hazme caso, que la tenemos aquí al lado Joseba, no se si por donde tu estás funciona la compañía de low cost Ryanair, si no es así te vienes a Girona a coger el vuelo,
créeme París vale todo el oro del mundo.

petonets de eukenixe.